¿Por qué la naturaleza como escenario?

“Para un líder, los desafíos que encuentra a nivel del mar o a grandes altitudes son los mismos, pero, sin duda, las montañas elevan las demandas. En terrenos montañosos, las decisiones importantes no pueden posponerse ni derivarse. Al ser altamente exigentes en velocidad y precisión, ellas proveen de un escenario excepcional en el cual preparar a las personas para las decisiones líderes que deben tomar en tierra firme”

Prof. Michael Useem?Wharton School of Buisiness – Upward Bound

La idea de los escenarios remotos y silvestres como escuelas de liderazgo es cada día más aceptada y utilizada en el mundo. Al ser espacios donde las personas pueden ejercer un menor control sobre los factores que afectan su bienestar, los problemas y desafíos que naturalmente ofrecen obligan al individuo a enfrentarlos utilizando todos aquellos recursos que posee.

Estén éstos desarrollados o en potencia. Y exigen un involucramiento completo: cuerpo, mente y espíritu actúan para lograr que la persona traspase sus propios límites en pos de su bien, el de los compañeros y el objetivo común.

La experiencia real de la dificultad física, la ansiedad frente a lo desconocido y la satisfacción del logro son grandes herramientas que, sabiéndolas guiar, permiten a las personas convertir sus vivencias de peligro, miedo y ansiedad, en logros y maestrías a través del esfuerzo, del desarrollo y práctica de habilidades y liderazgo, y del trabajo en equipo.

De la misma manera, los desafíos y ritmos que impone la naturaleza afectan profunda y positivamente a la persona. La necesidad de tener que aprender a aceptar y adecuarse a las condiciones que impone el medio; a conocer, escuchar y observar la naturaleza para evaluar y tomar decisiones; a probarse más allá de lo conocido; y a disfrutar de lo simple pese a las adversidades climáticas y a la ausencia de comodidades urbanas, son de una fuerza tal, que no sólo el carácter se ve reforzado. La mirada ante la vida se flexibiliza, la percepción de uno mismo se fortalece y las relaciones interpersonales muestran mayor responsabilidad, compromiso y sinceridad.

Así entonces, una experiencia al aire libre puede llegar a tener resultados impresionantes en las personas. Más aún si es complementada con un diseño de actividades y situaciones que faciliten el aprendizaje y ejercicio del liderazgo y el fortalecimiento de las habilidades sociales.

Sobre todo si pensamos que aquellos a quienes está dirigida la propuesta, presentan características naturales de líderes.